Racismo de supermercado

Hoy, esperando la cola para pagar en el supermercado, he presenciado un hecho que me ha revuelto las entrañas.

Antes de todo, y para los que no lo sepan, me gustaría aclarar que vivo en Alemania. Delante de mí había una mujer de unos cuarenta y pocos años, diría yo, con su hija adolescente y dos niños de entre unos 8-10 años. Por su aspecto y cómo se comunicaban con la cajera, yo diría que no debían de llevar más de 1 año en Alemania, quizás refugiados de Oriente Medio de los que han llegado a Europa en los últimos años, y con seguridad nunca habían comprado en aquel supermercado en concreto. Era la hija adolescente la que hablaba con la cajera, una señora ya mayor que las miraba suspicazmente, como si intentasen robar algo. La mujer mascullaba porque no habían pesado y etiquetado la fruta (algunos supermercados la pesan en caja) y algunos de los productos que llevaban no estaban etiquetados.

450_1000

El momento más critico llegó a la hora de pagar. Tenían una cuenta de unos 70 euros y no llevaban suficiente. Yo me ofrecí a pagar el dinero restante que serían como unos 6 u 8 euros. La cajera en seguida saltó “No, no, si no pueden pagar tienen que dejar cosas” y empezó a señalar con mala leche cosas del carrito que debían dejar “eso no lo necesitáis”. La madre tenía cara de circunstancia, estaba avergonzada y no sabía muy bien cómo reaccionar; la hija , más descarada, devolvía de mala gana un paquete de chocolate y otros productos a la cajera y los niños miraban como su chocolate salía del carrito para no volver. Entonces yo pensé que no éramos tan diferentes, yo aquí también soy inmigrante al fin y al cabo, sin embargo el trato que recibimos era completamente distinto. Cuando la familia se fue, la cajera me atendió dulcemente con una sonrisa.

Yo me quedé a cuadros con el acto de discriminación que acababa de presenciar, segura de que si a mi me hubiesen faltado un par de euros no hubiese sido tratada como escoria. Por supuesto entiendo que para quien trabaja en la caja, ciertos contratiempos son bastante engorrosos, y por desgracia a menudo la gente no es ni agradable ni educada, pero en esta ocasión me pareció que el comportamiento de la cajera no fue adecuado ni consonante con la situación.

Racismo de supermercado

El no a la democracia

Hoy es un día triste, uno de esos días en que las personas renuncian al entendimiento. Por desgracia no nos pilla por sorpresa. Cataluña entra en arenas movedizas al declarar la independencia unilateral. ¿Cómo pueden estar tan ciegos? Vivimos tiempos difíciles en  los que, como se ha repetido en los últimos meses hasta la sociedad, “el lobo solitario muere pero la manada sobrevive”.

474747_471894

Hay problemas más grandes que la propia identidad, el orgullo y la ira. Esto va por la gente de una y otra corriente que proclaman himnos y se golpean el pecho, y por los que permanecen silenciosos pero dan su consenso a la fractura de la democracia en las urnas y no por los políticos que tienen sus propios intereses en la secesión. Como dijo Carolina Bescansa esta semana faltan planes para un futuro común y de colaboración, y no sólo de parte del Podeos de Pablo Iglesias. Por mi parte no he oído nada que si la aplicación del artículo 155 es legítima o no y hasta que Bescansa después de un largo silencio, no sabemos si obligado o voluntario ha abierto la boca poco o nada se ha hablado de colaboración sincera y proyecto común.

Estas cosas dan verdadero asco.

Esto no puede segui así, y el cambio empieza por todos y cada uno de nosotros. No vale encogerse de hombros y decir “esto es España”. He oído mil veces esa frase que parece que justifica no hacer nada.

Hay esperanza. Pero hace falta nuestro compromiso, el compromiso de la inmensa mayoría. Escribiendo esto busco remover conciencias para volver a la cordura. ¿Qué vas a hacer tú?

Saludos.

 

El no a la democracia

La regla ¿tema tabú?

Hoy he leído este artículo sobre la cómo influye la regla en el rendimiento deportivo:

http://verne.elpais.com/verne/2016/08/16/articulo/1471347099_518778.html

La verdad es que no entiendo que decir que el periodo reduce el rendimiento deportivo pueda ser un tabú. Está claro que no es el tema más agradable a la hora de la comida, pero tanto como para que hablar de ello hiera la conciencia de ciertas personas… Es una realidad como una casa, y si no que me lo pregunten a mí. Yo a principio del ciclo estoy para el arrastre, me siento encogida en la oficina cruzando los dedos para que no sea un día duro y poder llegar lo más pronto posible a casa para enrollarme con una mantita en el sofá y dejar que pase el tiempo (y el dolor).

Por supuesto la incidencia de los síntomas depende del cuerpo de cada una, pero vamos,  para hacer deporte no ayuda. Y si además hablamos de alta competición, puede ser un factor decisivo. ¿Por qué entonces está mal visto hablar de ello? Pues porque los hombres no lo sufren, y como no pueden entenderlo pues resulta que es una excusa infundada que usan las mujeres para justificar un mal resultado.

Si al dolor además le sumamos los altibajos hormonales y emocionales se pone la cosa mucho más difícil. De un día para otro parece todo mucho más complicado, y no entiendes del todo por qué.

Un día te comes el mundo y el siguiente te da miedo todo, la diferencia es “sólo” un hilito rojo.

 

La regla ¿tema tabú?

¿Por qué?

Ayer escribí un post sobre lo la mediocridad de los salarios en España, y hoy me encuentro esto en El País:1471347469_886102_1471347484_noticia_normal.png

Una noticia que no me sorprende nada. Como nota, como no podía faltar el gráfico de la diferencia salarial entre hombre y mujeres. A ver, que me le expliquen, ¿que hace un hombre que no pueda hacer una mujer? ¿Por qué cobramos menos?

¿Por qué?

Trabajo mediocre

Como ya os he contado en alguna ocasión, quiero volver a España, pero cuando pregunto a mis conocidos que siguen aguantando el temporal en Madrid todos, absolutamente todos, me aconsejan quedarme en Alemania.

Entonces me cago en los pantalones. Si, me da miedo volver a sentir el calor de la familia cerca y que un trabajo mediocre me arranque de nuevo de mi hogar y me obligue a bajar las orejas y tener que volver lamiéndome las heridas a Alemania. Me duele de verdad que en España no se sepa apreciar el talento, pero sobre todo me da rabia, muchísima rabia, me cabrea y me indigna. Hoy he leído una entrevista a Mireia Belmonte en la que se quejaba de que a pesar de ser olímpica, tienen muy pocos apoyos en relación a otros deportes y otros países. Cuando vamos a aprender que para ganar hay que invertir. Lo mismo pasa con la investigación, mientras los investigadores españoles están repartidos por el mundo regalando talento no hay grandes logros made in Spain.

El otro día conocí a a una española recién llegada a Alemania y mientras me contaba lo dramática de su situación, cómo escapaba de una Andalucía absolutamente deprimida, no me sentí capaz de quejarme de lo insípida y llena de grasa que es la comida alemana, ni del mal tiempo permanente, ni siquiera de lo mucho que echo de menos a mi familia.

España no va bien. ¿Cuándo se van a dar cuenta algunos?

Y Rajoy camino de la investidura, ¡hay que joderse! ¿Dónde ha quedado el espíritu del 15M? ¿Nos han aplastado tan rápido?

Trabajo mediocre

Erratas Online

Leo continuamente diarios online y me sorprende la cantidad de erratas que contienen. A veces hay que leer ciertas partes más de una vez porque la erratas distorsionan la comprensión. Siempre ha habido erratas en los periódicos, pero estoy completamente segura de que la digitalización ha empeorado su calidad lingüística. Lo mismo ocurre con los libros digitales,  hasta en una ocasión dejé un libro a medias por la exagerada cantidad de erratas que tenía.

Por supuesto todo varía de autor a autor y de editorial en editorial, pero la situación en general es desastrosa hasta tal punto que he desarrollado un nuevo Hobby. Cuando leo un artículo especialmente cuajado de fallos y patadas al diccionario me entretengo leyendo los comentarios de abajo. ¡Ay que ver lo imaginativa que es la gente!

Ahora sólo espero no haber escrito muchas erratas ;).

Erratas Online

Como chimpancés y bonobos

Últimamente no encuentro mucho tiempo para escribir nuevas entradas, pero espero mejoras de aquí en adelante.

Ayer leí este artículo del “El País”:

http://elpais.com/elpais/2016/07/25/ciencia/1469440582_029637.html

sobre la sosciedad de los bonobos. Para aquellos que no se sitúen, los bonobos son un tipo de grandes primates similares a los chimpancés. Pues bien, parece ser que los bonobos tienen una sociedad matriarcal en la que son ellas, las bnobas, las que mandan. ¿Y cómo es esto posible teniendo en cuenta que los machos son más grandes y fuertes?

OLYMPUS DIGITAL CAMERA
Grupo de Bonobos

Muy sencillo, las bonobas colaboran. Se unen entre ellas y repelen juntas cualquier agresión de los machos a cualquiera de las hembras y así aprenden los machos que no es una buena idea ser agresivo con cualquiera de las hembras. Estudios científicos demuestras que los bonobos prestan se muestran más estimulados por los actos sociables que por las muestras de agresividad. Esto se deriva del comportamiendo de las bonobas, ya que ellas sólo son agresivas con los machos cuando ha habido muestras de agresividad por parte de ellos primero y mantienen la armonía en el grupo.

Por el contrario la sociedad de los chimpancés es brutal y está gobernada por los machos Alfa que se muestran violentos con las hembras para copular, son agresivos con los otros machos para defender a sus hembras y territorio y  hasta las hembras luchan entre ellas por la atención de los machos.

Un dato curioso es que tanto los humanos como los chimpancés, préstamos más atención la las muestras de violencia que a los actos de socialización. No es tan sorprendente entonces que nuestra sociedad, al igual que la de los chimpancés, esté mayormente gobernada por los machos alfa.

Por suerte esto está cambiando poco a poco. Si el electorado americano no da el patinazo más grande de su historia una mujer se sentará por primera ven en el Despacho Oval de la Casa Blanca, algo impensable hasta ahora.

No me malinterpretéis, no pretendo decir que el mundo debería estar gobernado sólo por mujeres, que no, sino que las mujeres tienen mucho que aportar a la política, especialmente en materia social. De algún modo, algún gen perdido que compartímos con las bonobas, nos hace más empáticas y aptas para la socialización que nuestros machos alfa. Cada vez se ven más hombres que adoptan estos comportamientos sociales en parte promovidos por el papel creciente de la mujer en la sociedad. Siguen teniendo un papel protector, son más grande y fuertes y eso es innegable, sobre todo a la hora de abrir tarros difíciles y coger las cosas del armario de arriba, pero escuchan más la opinión de las mujeres.

chimpanc_
Retrato de chimpancé

Para la utopía de la equidad de sexos nos queda aun mucho por recorrer y últimamente el mundo se pone a la defensiva, prestando más atención a las amenazas que a las oportunidades.

Por favor, dejemos de hacer el chimpancé y actuemos un poco más como nuestros primos los bonobos.

 

Como chimpancés y bonobos